Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Energía y Minería

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Energía y Minería en Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Introducción a la energía geotérmica

¿Qué es la energía geotérmica?

Según la Directiva europea 2009/28/CE, la energía geotérmica es la energía almacenada en forma de calor bajo la superficie de la tierra sólida.

Como su propio nombre indica, geotermia es el calor de la tierra y engloba el calor almacenado en rocas, suelos y aguas subterráneas, independientemente de su temperatura, profundidad o procedencia.

El origen de este calor se encuentra en la propia estructura geología de la tierra (núcleo, manto y corteza), que hace que el 99% de la masa de la tierra se encuentre a más de 1.000 ºC. Este calor fluye muy lentamente hacia la superficie terrestre mediante conducción, convección y radiación.

Este flujo de calor es cuantificable, obteniéndose como el producto del gradiente geotérmico y de la conductividad térmica del terreno:

  • El gradiente geotérmico es la variación de la temperatura en relación a la profundidad. Su valor medio es de unos 30 ºC/Km.
  • La conductividad térmica del terreno indica su capacidad para conducir calor, y depende de la conductividad de los materiales que lo conforman. (W/m•ºC).

El valor medio del flujo de calor en la tierra es de unos 60 mW/m2. 

Recursos geotérmicos

Se define como recurso geotérmico a la concentración de calor existente en la corteza terrestre en forma y cantidad tal que hace que su extracción sea actual o potencialmente posible, desde el punto de vista económico.

Desde el punto de vista de la temperatura estos recursos se clasifican en:

  • Recursos de alta temperatura: más de 150 ºC.
  • Recursos de media temperatura: entre 90 y 150 ºC.
  • Recursos de baja temperatura: entre 30 y 90 ºC.
  • Recursos de muy baja temperatura: menos de 30 ºC

Un yacimiento geotérmico es el área geográfica en la que se dan las condiciones geológicas y económicas necesarias para explotar los recursos geotérmicos del subsuelo y se suelen clasificar, al igual que los recursos geotérmicos, por la temperatura.

La temperatura de los yacimientos geotérmicos determina las posibles formas de aprovechamiento, así como las aplicaciones de dicha energía.

Así, podemos distinguir dos tipos de aprovechamiento:

  • Eléctrico, con yacimientos de alta y media temperatura 
  • Térmico, con recursos geotérmicos de baja o muy baja temperatura, en este último caso mediante la utilización de bombas de calor geotérmicas.