Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Energía y Minería

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Energía y Minería en Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

La geotermia en Castilla y León

De los datos geológicos de Castilla y León se puede inferir la inexistencia de yacimientos geotérmicos de media y alta temperatura en nuestro territorio.

Sin embargo, existen dos zonas con un potencial geotérmico interesante:

Villalonquéjar (Burgos): Acuífero de baja Temperatura (70 – 80 ºC)
Sur de las provincias de Valladolid y León. Acuífero de muy baja temperatura (25 – 30 ºC).

Así mismo, se está investigando una zona con especial interés en la provincia de Salamanca.

La energía geotérmica fue la gran olvidada en el anterior Plan de Fomento de las energías renovables 2004 – 2010, motivo por el cual existe un gran déficit de información sobre el grado de implantación real de la geotermia, no solo en Castilla y León, sino en toda España.

No ha sido hasta la publicación de la Directiva Europea 2009/28/CE y el PANER 20011-2020, en la que la energía geotérmica, al igual que otros tipos de energía que utilizan bombas de calor, se ha considerado renovable, constatando este déficit de información.

Por este motivo y dado el gran desarrollo que estaba experimentando la geotermia con bomba de calor, SIEMCALSA y EREN, dependientes de la Dirección General de Energía y Minas de Castilla y León, promovieron en el año 2010 un censo de instalaciones geotérmicas con bomba de calor en Castilla y León, que sirviera como punto de partida para conocer tanto la capacidad geotérmica instalada como las tecnologías utilizadas.

De esta forma, a principios del año 2013 se ha contabilizado en Castilla y León 465 instalaciones de bombas de calor geotérmicas, con 8.009 kW de potencia térmica instalada.

Segmentando dicha potencia por tipología de instalación, el 71% de la potencia corresponde a instalaciones con intercambiador vertical, el 19% a intercambiador horizontal y el 10% a sistemas abiertos.
 

Si segmentamos por sectores, el 93 % de las instalaciones se han ejecutado en vivienda (unifamiliar mayoritariamente), el 6% en el sector servicios y solo un 1% en la industria.

De este análisis, se puede concluir que el mayor número de instalaciones y potencia instalada se corresponde con instalaciones geotérmicas con de bomba de calor de circuito cerrado e intercambiadores verticales.

En lo que se refiere a la geotermia de alta y media temperatura, hay que indicar que la inexistencia de este tipo de recurso geotérmico en Castilla y León ha impedido su desarrollo.