Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Energía y Minería

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Energía y Minería en Castilla y León

Redes Sociales

  • Energía y Minería
  • Comunicación
  • Castilla y León participa en la constitución de los grupos de trabajo de la Plataforma de Regiones Carboneras en Transición que promueve la UE
Contenido principal

Castilla y León participa en la constitución de los grupos de trabajo de la Plataforma de Regiones Carboneras en Transición que promueve la UE

Fecha de publicación:

26 de febrero de 2018

Fuente:

Consejería de Economía y Hacienda

Descripción:

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, se encuentra en Bruselas (Bélgica) con motivo de la constitución de los dos grupos de trabajo vinculados a la Plataforma de Regiones Carboneras en Transición, impulsada por la Comisión Europea (CE) con el fin de dotar de un espacio de representación a los territorios de la UE donde este tipo de minería genera actividad y empleo. El primero de esos foros de debate e intercambio de experiencias se celebra hoy, en torno a ‘La economía post-carbón y la transformación estructural’ a la que deberán hacer frente quienes abandonen su explotación, mientras que mañana se analizará ‘La eco-innovación y las tecnologías avanzadas de carbón’, por su importancia para reducir emisiones y con ello mejorar la calidad del aire. Este martes, asimismo, la CE ha organizado un encuentro de alto nivel en el Parlamento Europeo en el que la consejera tendrá la oportunidad de exponer la posición de la Comunidad

Contenido:

Castilla y León es una de las regiones europeas adheridas a la llamada Coal Regions in Transition Platform, que se lanzó oficialmente en Estrasburgo (Francia) el 11 de diciembre del año pasado para apoyar a los territorios carboneros de la UE en la aplicación del paquete de medidas ‘Energía limpia para todos los europeos’, hecho público por la Comisión el 30 de noviembre de 2016 y base de las posteriores disposiciones legislativas del Consejo Europeo. Junto a esto, pretende responder a la importante reducción de la actividad extractiva derivada de la Decisión 2010/787/UE, que a partir de 2019 únicamente permite que subsista la minería competitiva.

En concreto, la plataforma persigue facilitar la identificación, el desarrollo y la implantación de proyectos que contribuyan a revitalizar las zonas afectadas por la disminución o la desaparición del carbón, mediante el intercambio de información sobre fondos y programas de ayuda; el diálogo sobre el marco político y normativo necesario para hacerlo posible; la difusión de las buenas prácticas de los distintos territorios europeos para alentar su extensión a otros lugares y, en definitiva, el aprendizaje mutuo. A ello hay que añadir la promoción del debate sobre las políticas que resultan necesarias a largo plazo y la financiación precisa para aplicarlas.

Precisamente estos son los objetivos de los dos grupos de trabajo que se constituirán entre hoy y mañana, durante unas jornadas que han sido inauguradas por el director general de Energía de la CE, Dominique Ristori. El primero de ellos se titula ‘La economía post-carbón y la transformación estructural’, y está sirviendo para conocer las estrategias impulsadas por las regiones piloto de Brandemburgo y Sajonia (Alemania), Macedonia Oeste (Grecia), Trenčín (Eslovaquia) y Silesia (Polonia), así como para que todos los territorios afectados por este proceso accedan de primera mano a información sobre las opciones de financiación e incluso la asistencia técnica que ofrecen entidades como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Banco Mundial o el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (EEA Grants).

Mañana se desarrollará el segundo grupo de trabajo, que versará sobre ‘La eco-innovación y las tecnologías avanzadas de carbón’ y se pretende que sirva para discutir sobre las posibilidades de actividad económica que ofrece la transición hacia una energía más limpia, de la mano de procesos como la incorporación a las centrales térmicas de sistemas de captura, almacenamiento y reutilización de CO2.

Intervención en el Parlamento Europeo

La presencia de la consejera de Economía y Hacienda en la capital belga, a la que ha acudido acompañada por el director general de Energía y Minas, Ricardo González Mantero, tendrá su principal hito mañana martes, día en el que está previsto un ‘Diálogo de Alto Nivel sobre Financiación e Inversiones’ en el Parlamento Europeo.

En ese encuentro Pilar del Olmo expondrá la posición de la Comunidad, que se centra en mantener la minería competitiva que queda en Castilla y León ligada a la capacidad de generación eléctrica con carbón, y encontrar alternativas para las zonas afectadas por la pérdida de este mineral como fuente de empleo y riqueza. Para esto último solicitará que se habiliten fondos europeos en este mismo marco de programación (que abarca el periodo 2014-2020) e ineludiblemente para el próximo, desde 2021.

Por otra parte, la máxima responsable de las cuentas autonómicas compartirá con autoridades de la UE y de otras regiones las iniciativas que ha tomado la Junta de Castilla y León al respecto, entre las que destaca el Plan de Dinamización Económica y Demográfica de los Municipios Mineros.

Un sector que da empleo a alrededor de 240.000 europeos

La Plataforma de Regiones Carboneras en Transición se presentó en España el pasado 16 de febrero en un acto en la sede de la Representación de la CE en Madrid en el que también participó la consejera de Economía y Hacienda, quien valoró como positivo el hecho de que la Comisión haya tomado conciencia de que es preciso abordar entre todos el cambio de modelo hacia una economía ajena a la actividad extractiva, por cuanto tiene repercusiones en los ciudadanos de las zonas afectadas.

El carbón es el combustible fósil más abundante de la Unión Europea, donde se explota en un total de 11 países y 42 regiones. Proporciona una ocupación laboral a en torno a 240.000 ciudadanos europeos, de los que alrededor de 180.000 trabajan directamente en la extracción de mineral y 60.000 en las centrales donde se quema.